Foro Hard yaoi
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cazando carne humana

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Aurus Nicanos
Nuevo >D
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 29/01/2010

MensajeTema: Cazando carne humana   Dom Feb 07, 2010 8:23 pm

Aquella era el tipo de noches que solía gustarle, es decir, no era oscura por completo, en el cielo, brillando como el filo de una daga estaba una luna llena grande, parecía que ocupaba todo el espacio del cielo infinito y su luz plateada se esparcía por los campos, danto una tonalidad blanquecina y fantasmal a las altas hierbas que se mecían a merced de la brisa que soplaba levemente, sonrió, por suerte era un viento que soplaba a su favor.

Estaba vestido de negro, de pies a cabeza, los pantalones bombachos, atados a la cadera con un cordón rojo, la camisa de seda que dejaba sus largos brazos al descubierto, musculosos y dos brazaletes en cada uno de sus muñecas. En una de sus manos sostenía su látigo, su arma, la que siempre llevaba consigo y la que había dado aquella fama en toda Grecia. Volvió a sonreí, sus ojos dorados no cambiaban de tonalidad, seguían siendo inusualmente brillantes, sí, adoraba esas noches para cazar. Y hoy iba a ser una cacería a lo grande.

Se giró y fue hasta donde Cacius, retenía a un chica que no pasaría de los treces años, era una beldad hermosa, delicada, de grandes ojos negros y cabellos largos, castaños. Estaba desnuda y arrodillada entre la hierba, por su rostro corrían unas lágrimas de puro terror cuando el traficante se detuvo ante ella.

-Shhh..no llores pequeña-alzó una mano y le acarició la mejilla, se había asegurado de que era virgen. Hubiera podido sacar un buen precio por ella en el mercado pero siempre había que sacrificar algo para obtener otra cosa de mayor valor.

-¿Amo? ¿está seguro?
-su jorobado y deforme sirviente tembló, siempre había sabido que su señor veneraba a un dios oscuro pero Aurus nunca lo confesaba abiertamente, se limitaba a sonreír cuando intervenía en alguna discusión sobre los dioses y sus preferencias.

-Ya lo creo-de su cinturón extrajo un medallón, un regalo de un oráculo, de un oráculo desterrado que se atrevió a hablar de la caída de Zeus y del regreso de Hades a los cielos para ocupar el puesto que le correspondía. En él estaba grabado la figura de un perro monstruoso, su sola silueta inspiraba puro horror.

Para llamarlo, para invocarlo, era necesario que siguiera el aroma de aquella alma pura, de su fragancia mientras expiraba su último aliento.

-Por favor..por favor..-la niña tartamudeó, suplicando por su vida.

Aurus no sonreía ya, le cogió el rostro se lo echó hacia atrás y alzó una mano, una daga relució bajo la luna, trazó un arco y le cercenó el cuello del que brotó una cascada escarlata que cayó sobre el medallón, éste parecía beber el líquido vital y el contorno del can relucía. Aurus se inclinó y lo besó, empapándose de sangre virgen sus labios jusosos y perfectos-Cervero..-llamó sensualmente, no obligando, sino invitando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cervero
Guardían del inframundo
avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 13/01/2010
Edad : 26

MensajeTema: Re: Cazando carne humana   Dom Feb 07, 2010 9:17 pm

El aire fresco de aquella noche había dejado de correr, un aire pesado comenzó a recorrer el lugar, el olor a carne putrefacta y muerte comenzó a sentirse, era asqueroso el olor a ese aire, cualquiera que no tendría buen estomago vomitaría con tan solo sentir aquel aroma tan asqueroso. El cielo se tiño de rojo y el cuerpo de aquella chica comenzó a temblar ligeramente, comenzaba a tener convulsiones. Los ojos antes llorosos se pusieron completamente en blanco, como si algo maligno estuviese adentro de su cuerpo, una extraña espuma de color amarilla comenzó a salir de su boca y la sangre de su cuello comenzó a secarse, su estomago comenzó a hacer ruidos raros. La joven comenzó a hablar en un idioma completamente extraño, hasta que comenzó a hacer ruidos de agonía, sus ojos se tornaron de un color carmesí y su cuerpo comenzó a cambiar al igual que el color de su cabello el cual comenzó a tornarse de un color castaño oscuro, su cuerpo comenzaba a cambiar por uno masculino. Todo comenzó a cambiar, hasta que el cuerpo se paro y miro fijamente al hombre que actualmente había matado a la joven, era cancervero.

-¿Que quieres mortal?- pregunto con demasiada molestia, casi gruñendo. El perro de hades solía tener mal genio, no respetaba a los humanos, mucho menos a quienes le llamaba, raramente estos solían sobrevivir. El chico de cabellos castaños le miro de manera intimidante a aquel y luego al que le acompañaba, en el rostro del demonio se dibujo una sonrisa y aquel que acompañaba al otro fue atravesado por una fuerza extraña que hizo saltar todos sus órganos internos hacia fuera. Obviamente el perro de los infiernos era de temer, mataría a cualquier humano que estuviera de mas en una invocación, había que tener cuidado cada vez que se le invocaba, era un perro listo y como todo demonio era un embustero y estafador. Se acerco hacia el humano que le había invocado a paso lento, su cuerpo aun estaba desnudo. Extendió su mano hacia la mejilla de este y se la acaricio, mientras le examino. Luego bajo su mano hasta sus ropas y lo hizo inclinarse hacia el para poder lamer su mejilla.- tienes un sabor peculiar, me agradas. Me gusta el cuerpo que me trajiste, tienes buen gusto por las vírgenes- comento el castaño mientras soltó al rubio tranquilamente, luego miro el medallón que traía y suspiro.

-Ahora dime para que coño me llamaste mortal inútil- le pregunto de mala gana mientras se rasco la cabeza revolviéndose unos pocos mechones de cabellos, sus orbes carmesí seguían fijas en la vista del otro, era un humano muy bello, por lo general le invocaban personas con un aspecto poco cuidado, gente enferma y estupida que al final terminaba siendo devorada por el, aquel chico de seguro terminaría con el mismo destino que aquellas personas que le habían invocado, con solo pensar que comería el alma y cuerpo de aquel joven se le hacia agua a la boca.

- Rápido rápido, no tengo todo el día humano. Soy un demonio bastante atareado como sabes- le dijo con algo de molestia mientras bufo y se cruzo de brazos, no le molestaba estar desnudo ante aquel, sinceramente le daba igual aquello.

______________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aurus Nicanos
Nuevo >D
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 29/01/2010

MensajeTema: Re: Cazando carne humana   Lun Feb 08, 2010 8:23 am

Aurus había esperado otra cosa totalmente distinta a la que aconteció, quizás que el mismo Cervero de manifestara con el cuerpo que estaba representado en tantas y tantas vasijas que eran enterradas con los muertos como ofrenda o la figura que estaba esculpida en mármol negro, a los pies de la estatua de Hades, en su santuario. También había esperado, y de hecho era lo que creía que iba a pasar, que no ocurriera nada de nada y que él hubiera degollado a una virgen por la cual podía haber obtenido una bonita suma de dinero en el mercado. Pero nada lo preparó para ver como Cervero se materializaba en aquella carne virginal, tomando su piel, sus huesos y su corazón, moldeándola a su antojo como si fuera macilla.

Retrocedió unos pasos, estrechando los ojos, percibiendo con claridad el olor a putrefacción, arrugó su recta nariz y su estómago se revolvió pero no le provocó más que eso. Él había estado en los pozos de esclavos de muchos lugares, donde el hedor a muerte y miedo era constante junto con los gritos de hombre y mujeres que vanamente suplicaban por su liberación, extendiendo los brazos entre los barrotes de sus jaulas. Sí, para ver el infierno no era necesario descender al inframundo.

Notó una punzada de molestia al ver como Cacius era destruido, él no lo amaba, claro, si le tomabas demasiado aprecio a una cosa y luego la perdías; dolía. Había que evitar ese tipo de debilidad, pero él lo tuvo que aprender a la fuerza como otras muchas cosas que habían ido ensombreciendo su alma y privándolo de cosas tales como los remordimientos o la piedad. Las leyes eran claras, el más fuerte sobrevive, el débil, muere.

Cerró los ojos y se estremeció cuando sintió aquella lengua caliente pero al tiempo fría recorría su mejilla, inspiró, era al tiempo repulsivo y placentero ser tocado por un demonio, notando que su aliento formaba ligeras nubecillas en el aire. Estaba asombrado por su aspecto, era más delgado y más bajo que él, un rostro exquisito en el cual destacaba aquellos inmensos ojos rojos como dos lagos pares de sangre.

Lo escrutó, sus dorados orbes se posaron sobre los de Cervero, sintiendo su impaciencia y su hambre. Jugó con el medallón que estaba manchado de sangre y poco a poco se permitió sonreír-Soy Aurus-se presentó, le hizo una reverencia elegante pero burlona, con la gracilidad de un bailarín consumado-Y la razón por que la que te he llamado es para invitarte a una cacería –se aproximó, midiendo sus gestos y ahora fue él quien alzó una mano y sus dedos se posaron sobre los labios de Cervero, arriesgándose a que lo mordiera, los acarició-sí..estás ocupado pero..¿qué es guardar unas puertas donde vienen a ti como pequeños suicidas a tener una noche de sangre y gritos?

Se inclinó hacia él, la fragancia de la muerte rodeaba a Cervero-Unas presas que poseen sus propios guardianes comparables en poder a ti-su voz era espesa, dorada y sensual.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cervero
Guardían del inframundo
avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 13/01/2010
Edad : 26

MensajeTema: Re: Cazando carne humana   Lun Feb 08, 2010 7:57 pm

Las predicciones del otro fueron acertadas, los dedos ajenos que estaban en la boca del can pasaron a ser mordidas con fuerza hasta hacerlos sangrar y luego los soltó con violencia proporcionándole un leve golpe en el rostro al humano que le toco con tal descaro, ¿acaso no sabia a quien tocaba?, a veces los humanos resultaban ser exasperantes, su frente estaba completamente fruncida y se veía mas que molesto, no era un can al cual se pudiera tocar o acariciar como si nada, su por una persona se dejaba tocar era por su mismísimo amo Hades y por nadie mas, muy pocas veces uno de sus compañeros tenia la oportunidad de que este dejara tocarle y muy pero escasa vez dejaría que un humano lo hiciera o mejor dicho nunca dejaría que un humano hiciera tal acto, ellos eran inferiores, seres que solo servían para ser usados y luego desechados, eran títeres de los mismos Dioses a los cuales tanto veneraban y amaban, los humanos eran detestables por ese simple hecho.

-No me toques mortal, agradece que estoy agradecido contigo por el cuerpo que me diste- dijo bastante furioso por la actitud tan descarada de aquel, a pesar de aquella actitud la idea le gustaba, no era para nada mala… cacería hacia cuanto que no iba en busca de carne fresca, en tan solo pensar en aquel delicioso y exquisito aroma que le abría el apetito completamente. Llevo su mano lentamente hacia su estomago y se quedo pensando por segundos en aquella propuesta, era una idea excelente aunque se le hacia extraño que un humano le invitara a hacer aquello, aunque la idea de que fueran presas difíciles de ser devoradas…se le hacia excitante y sobre todo las palabras de aquel mortal eran ciertas, no podía detectar mentira en la voz de aquel. El castaño se sentó en uno de los peldaños de la escalera que lo llevaba directamente hacia su estatua la cual se encontraba al lado de su amo.

- Mmm…me gusta tu idea mortal- comento cruzándose de piernas. Su cuerpo comenzó a ser rodeado por una nube negra que comenzó a impregnarse en su piel, convirtiéndose
de a poco en una exquisita seda que envolvió su cuerpo, una tunica de extraña seda que seria imposible encontrar en el mundo humano.
Sus orbes carmesí se fijaron en las de color miel del humano, le pareció un lindo color desde el principio, le hacia acordar a su postre favorito, sonrió levemente de una manera algo arrogante y luego se paro bufando con un poco de pesadez, debido a la respuesta que iba a darle al humano.

-Aceptamos tu propuesta- comento el joven currando los labios convirtiendo su expresión en una fría y carente de sentimiento alguno, mantuvo su distancia con el humano, sus orbes aun le analizaban con curiosidad a aquel que le había invocado, no podía evitar sentir aquello. Un humano invitándole a una cacería, no recordaba que algún otro hubiese hecho algo similar, por lo general le pedían cosas, pero…invitarlo a hacer algo, era completamente extraño- ¿Por qué me invitas a hacer esto? Es extraño…- comento.

______________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aurus Nicanos
Nuevo >D
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 29/01/2010

MensajeTema: Re: Cazando carne humana   Mar Feb 09, 2010 10:07 am

Aurus no le respondió de forma inmediata, parecía que por unos instantes se hubiera olvidado de la presencia de Cervero, alzó los dedos ensangrentados y los estudió de forma analítica, fría, observando las profundidad del corte que casi había llegado al hueso y la cantidad de sangre que manaba sin parar, con aquella luminosidad tan pobre, el precioso líquido vital parecía negro en vez de rojo. Sabía que le quedaría cicatriz, una blanca que cruzarían los dedos, sería un buen recuerdo, algo que tendría siempre presenta en el futuro cuando volviera a tratar con demonios, otra cosa lo hubiera decepcionado en cierta manera.

Había sido doloroso pero no emitió sonido alguno, de hecho, era algo que tenía instalado en su cerebro a base de pura costumbre, no evidenciar que sufría, su antiguo amo lo castigaba cada vez que permitía que un sonido de dolor emanara de sus labios o que sollozara cuando la situación de la hacía insoportable, lo condicionó, de tal forma, que incluso sintiendo los afilados dientes de Cervero atravesando su carne morena, no pronunció gemido alguno. Alzó la mano ensangrentada y palpó la mejilla que golpeada, dejando un rastro sobre ella como una pintura de guerra.

Sus ojos enfocaron de nuevo a Cervero cuando escuchó sus palabras, sonrió-Mi nombre es Aurus, no me llames humano, te lo pido como un favor-cambió de postura, ligeramente, sus ropas oscuras de adaptaron perfectamente a su musculoso cuerpo, siguiendo sus líneas esculpidas-para todo siempre hay una segunda intención, ¿verdad?-parecía haber olvidado el incidente de hace unos momentos-¿te lo creerías si te digo que lo hago por la bondad de mi corazón?-su tono fue tierno, burlón y casi musical.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cazando carne humana   

Volver arriba Ir abajo
 
Cazando carne humana
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¡Carne Fresca! xD
» LA HISTORIA OCULTA DE LA RAZA HUMANA.
» Estatua De Carne-Jose Larralde
» EMPANADILLAS DE CARNE CON BECHAMEL
» -Calamares con gambas y carne

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Love Poison :: Atenas :: Campos-
Cambiar a: