Foro Hard yaoi
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Extraviado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Extraviado   Sáb Ene 16, 2010 8:36 pm

Había sido aquel un descuido imperdonable. Se había permitido ir con una ninfa que a cambio de una de sus canciones para liberar su nostalgia, le llevaría a un sitio solitario donde tendría la paz mas cercana a los legendarios campos Eliseos del inframundo, sin imaginarse siquieraque él había estado allí ya en varias ocasiones.

La siguió en silencio, sin dejar de tocar su arpa, pretendiendo no ser más que un sonido al aire, más cuando quiso retirarse, la ninfa había desaparecido y él se encontraba solo y extraviado en un mar de iris sin saber siquiera por donde regresar.

Después de un rato, había aplacado su sed con la corriente de un río y saciado su hambre con algunas frutas, manzanas, duraznos e higos; y agotado por caminar durante horas sin obtener una salida, se sentó bajo un cómodo y frondoso abeto donde recargando su cabeza en la corteza, esperó pacientemente a que cayera la noche y poder ubicarse con las constalaciones; sin embargo, aún faltaban algunas horas para ello y lentamente comenzaba a quedarse dormido por el día tan caluroso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Dom Ene 17, 2010 1:56 am

Conocía aquellos bosques tan bien como cada una de las habitaciones de su castillo emplazado entre las nubes que rodeaban el monte olimpo. Era uno de sus sitios favoritos, y sin duda, a menudo pasaba el tiempo recorriendo aquellos parajes repletos de mágicos seres, ninfas hermosas, temerosos unicornios y demás criaturas, en busca de la paz que muchas veces no encontraba en su alcoba. EL aire húmedo y fresco del bosque le llenaba los pulmones, la brisa alborotaba sus cabellos con su soplar cadencioso y rítmico, trayendo aromas lejanos, del mar, donde vivía su hermano… ¿Hacia donde estaban desviándose sus pensamientos? Nuevamente pensando en su familia, desmembrada, arruinada por peleas y batallas que el mismo no deseaba llevar a cabo, ¿Cuál era el precio por mantener la paz en la tierra?

Por más que se alejara del olimpo, aquellas responsabilidad seguían pesando sobre sus hombros, y no había forma de que sus pensamientos descansaran. Creía que, si seguía dándole vueltas al asunto, le hallaría una solución.

Ya había dejado de concentrarse en el camino que seguía, y simplemente permitido que sus pasos lo guiaran hacia donde quisieran, y que la suerte obraba en su próximo destino. Una ninfa traviesa pasó correteando a su lado pero apenas la vio pasar pues parecía ir muy apurada, mientras el seguía su andar hacia algún rincón del bosque. Una figura familiar llamó su atención, reposando contra el tronco de un árbol alto y antiguo, parecía una pintura hermosa recortada del paisaje de ensueño. No tardó en reconocer a Orfeo, y se acercó a él a paso lento y cauto, para que no huyera como sospechaba que tal vez serían sus intenciones.

Se trataba de un manzano, fornido y adulto, que casualmente ofrecía deliciosos frutos. El Dios estiro una mano tomando uno de los rojos alimentos y le dio una mordida antes de hablarle al menor que estaba prácticamente en el mundo de los sueños. – Orfeo… Tiempo sin verte, ¿disfrutas de las últimas horas del día en la compañía de este bosque?

______________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Re: Extraviado   Dom Ene 17, 2010 2:42 am

Reconoció esa voz, la reconocería donde fuese, aún en sus pesadillas estaba presente y con horror comprobó que no se trataba de un sueño. Evaluó todas las posibilidades que tenía, desde continuar pretendiendo que dormía, emprender carrera o enfrentarlo... Sin embargo, le temía demasiado al dueño de aquella voz, era un terror sordo por todas las fatalidades de las que su amo le había contado; temía a Hades, lo único que se le debía temer pero eran familia indirectamente y de alguna forma él seguía relacionado con Apolo y Zeus le gustara o no.

En esos breves instantes abrió los ojos con sorpresa, dilatándose sus pupilas por el terror, la ira contenida y la desesperación de no saber para donde correr. Se incorporó rápidamente, era lógico que el dios le superaría pero no por ello Hades le había dado un amuleto para transportarse al inframundo en el acto?

Más en su intento, la pequeña replica de un craneo de serpiente rodó de sus manos y fue a dar a los pies del padre de los dioses; por lo que le gustara o no, ya estaba acorralado y no era muy bueno corriendo; así que se ajustó más al árbol mirando a su abuelo con rabia, como el de un animal salvaje a punto de ser capturado.

-Que quieres?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Dom Ene 17, 2010 12:33 pm

Vio como el Dios menor se levantó con notorio sobresalto, el temor y el odio crispaba sus facciones bellas, y aunque se había esperado tal reacción de su parte no por eso le dolía menos ver aquel rostro familiar observarlo de aquella manera. El pequeño artefacto rodó hasta sus pies cuando a Orfeo se le resbalo de las manos, lo pisó apenas sin romperlo pero para detener su avance y se inclino para tomarlo entre sus dedos y examinarlo. Sin duda un regalo de Hades, que no hacía mas que confirmar la relación de su él con su hermano mayor. Simplemente lo dejó caer en su bolsillo y regresó la vista al joven que finalmente abría la boca para hacer una pregunta. Le hubiera tocado la mejilla, o tomado de la mano para que se calmara, pero eso sólo hubiera empeorado la situación, así que permaneció en su posición, con sus ojos azules puestos en el jovencito.

-Tranquilo, no te estaba siguiendo, puedes pensar que es una casualidad que crees en ellas. Si no crees, entonces dirás que fue el destino –se encogió de hombros con despreocupación y dio otra mordida al fruto sin quitar sus ojos del otro. Hacia tiempo no lo veía, mucho tiempo porque ya nunca pasaba por el olimpo que alguna vez había sido su hogar. Verlo le traía añoranza y nostalgia, recordaba cuando era pequeño y correteaba por los pasillos del castillo, cuando aún sonreía feliz e inocente, antes de que Hades lo envenenara con sus palabras. Seguramente le había dicho toda clase de mentiras, y ese era el motivo de que en sus ojos no solo se viera odio (el cual hasta cierto punto, comprendía), sino también un sordo terror.

-Te extrañamos en el olimpo, deberías pasar a vernos-agregó como si fuera lo más normal del mundo, a pesar de saber las condiciones precarias en las que se encontraba su relación.- Me agradaría sentarme a beber contigo, y conversar con calma –no hizo mención a Apolo, pues solo encolerizaría más al muchacho, sabía que odiaba a su padre tanto como a él.

______________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Re: Extraviado   Dom Ene 17, 2010 3:40 pm

-Me pasaré por allí cuando... -Se interrumpió. ¿Cuando qué? ¿Cuando Hades fuera el amo y señor de todo? ¿Cuando él no estuviese por allí? ¿Cuando el olimpo estuviese vacío y solo Zeus pudiese escucharlo, para después matarlo como había dicho Hades; haciéndole un favor a todos? No estaba seguro de cuanta tensión podría soportar viniendo de Zeus y su hogar, de aquellas miradas que le observaban con desprecio o lástima; el hijo pródigo que vuelve a casa, abusando de la enorme caridad de su padre y que volvía a marcharse apuñalándolo por la espalda, con aquel enemigo silencioso que también era familiar...

Bajó la cabeza y a pesar del odio y el miedo que sentía por ellos, el dolor era aún más grande y desvaneció por completo sus sentimientos de incomodidad dejando únicamente la nostalgia. Él había sido feliz, en algún tiempo, en compañía de su amada esposa; en compañía de los pocos amigos humanos que poseía, de aquellas ninfas y musas que se entretenían con el baile y la música que él hiciera para ellas... hasta la fatídica suerte con aquella serpiente.

Un rencor del pasado, un hecho ya finalizado impedía que pudiese ver su presente, desperdiciando la vida devuelta que ya no le pertenecía. Suspiró y resignándose a su suerte, volvió a tomar asiento sacando su lira de entre sus túnicas, evadiendo la mirada a su abuelo.

-Eres un Dios, no necesitas estar en ningún sitio para sacar vino de la tierra si ese es tu deseo. No iré al Olimpo, y conversar ya sería demasiado. Por eso, toma asiento. -Murmuró apenas pasando sus suaves dedos por la lira dándole a entender que tocaría para él justamente en ese campo de flores por escenario.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Dom Ene 17, 2010 9:39 pm

Sentía una gran lástima por Orfeo, sabía que cumplía encargos para Hades en el mundo de los humanos donde a él en persona se le dificultaba ir pero para un Dios como Orfeo que estaba acostumbrado a moverse por ese lugar era sencillo. Sabía también que el dios del inframundo había envenenado la mente del chico, hablándole pestes de él y Apolo, echándoles la culpa por la muerte de la esposa de su nieto, motivo por el cual les guardaba un secreto y profundo rencor. No lo culpaba y comprendía su sufrimiento, pero si tuviera que repetirlo todo lo haría del mismo modo. Zeus pensaba que hay ciertas cosas que, aunque pueden ser evitadas, no deben evitarse, porque una parte de la vida es suerte y la otra es destino, y si el destino de aquella bella mujer era morir dejando solo a su hombre, él no tenía derecho a intervenir.

Claro que, cegado por el dolor de su pérdida, a Hades le había sido terriblemente sencillo convencerlo, y no hubo palabras que bastaran para aliviar su perdida, Orfeo se distanció de la familia de los dioses del olimpo acercándose más cada vez al mundo de los muertos. ¿Qué podía hacer él mas que intentar rescatarlo de las garras de su terrible hermano? Suspiró con cierto abatimiento y se sentó en el césped junto a él, tomando una posición cómoda echándose un poco hacia atrás con una mano apoyada en el verdoso suelo para sostenerse, mientras miraba al jovencito sacar su instrumento. Aquel que tocaba con una destreza maravillosa, igual que su padre de quien había heredado ese don. No quería hablar, ni hacer una visita al resto de sus familiares que aunque él no lo creyera le echaban de menos, pero al menos tocaría para él, como en algún tiempo lejano lo hubo hecho, y eso lo complació.

En su mano libre aparecieron dos copas de cristal delicadas llenas de un liquido rojizo y de embriagante olor, acercó una de las copas al menor esperando que la toma mientras el se quedo con la otra y dio un pequeño sorbo, esperando sin más que la melodía comenzara para deleitar sus oídos.

______________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Re: Extraviado   Dom Ene 17, 2010 11:29 pm

Las yemas de sus dedos acariciaban con suavidad las cuerdas, haciéndo sonar la deliciosa melodía, tan sutil y cálida que parecía irreal, como el cantar de dos copas de cristal vibrando; al ser tocadas por una mano experta que extrae su ambiguo cántico. Observó de reojo la copa, seguro de que había mas probabilidades de que él tratase de engañar al padre de los dioses a que este le engañase así con algún polvo mágico oculto en la bebida sin embargo; hacía ya tiempo que había dejado los placeres del vino y ciertamente no recordaba su sabor.

Era un ambiente muy relajado, en cierta forma, la presencia el dios no cambiaba el estado de ánimo del paisaje, por el contrario; gracias a su melodía y a la energía del regente del sol; aquel páramo cubierto de flores, entre los boscosos claros se llevaba de colorido, de trinos de los más delicados pájaros, se escuchaba con tranquilidad el salpicar del riachuelo que era seguido de otras gotas saltarinas provinientes de la cascada.

Y quizás por deseo y no por halagar al que tanto detestaba, dulcemente se puso a cantar, tan dulce y sereno que su cuerpo fue suavizándose y su semblante cambio por uno más pacífico y quizás en armonía con su entorno. Entonces y lentamente tomo aquella copa y dio un par de sorbos apreciando el excelente sabor del licor que sin darse cuenta lentamente le embriagaba...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Mar Ene 19, 2010 12:52 pm

Si le hubieran preguntado cual de los dos, si Apolo u Orfeo, era mejor tocando aquel bellísimo instrumento no hubiera sabido que responder. El jovencito tenía sin duda un gran talento, y seguramente lo más adecuado sería afirmar que ambos tenían estilos diferentes. Podía notarse como parte de sí era puesta en la creación de esa dulce y armoniosa melodía, mientras rasgaba las cuerdas su expresión era excepcionalmente bella, se notaba que amaba hacer aquello y que seguramente lo disfrutaba tanto como él beber vino. No cabía duda de que parte del alma de Orfeo residía en ese instrumento por el medio del cual se comunicaba mejor que con palabras, sus melodías decían, muchas veces, más que sus labios. Se sentía agradecido de que tocara para él, y aquel sería un momento que seguramente guardaría en sus recuerdos. Recordaba también otros tiempos, cuando padre e hijo tocaban juntos en la gran sala de los olimpos, para deleite de dioses, musas y ninfas, alegrando el ambiente mientras los demás bebían, comían o conversaban. Hacían un dúo maravilloso… pero aquellos tiempos parecían ahora tan lejanos que esa música apenas resonaba en su cabeza.

El ambiente, si bien el bosque siempre había mostrado hermosos paisajes, ahora parecía brillar más que de costumbre, como si cada ser vivo temblara ante la melodía, acompasara su ritmo y respiración a ella, uniéndose a la interpretación del Dios, acoplándose a su ritmo. Más cuando él comenzó a cantar, con aquella voz dulce y melodiosa que de su madre había heredado pareció hechizar a todos los seres vivientes, notó a su vez como el joven se tranquilizara, como si su propia música lo adormeciera, o lo relajara. Y finalmente aceptó la copa que el le ofrecía y bebió un poco, paladeando el sabor único del vino de los dioses.

Él por su parte ya había terminado la bebida y sólo se dedicaba a ver atentamente a su nieto y a disfrutar de su interpretación, hasta que lo notó ligeramente mareado, tal vez consecuencia del vino, o de alguna otra cosa, pero tuvo el impulso de sostenerlo por los hombros y así lo hizo al ver que se tambaleaba hacia uno de los dados. -¿Orfeo? –lo llamó despacio para no sobresaltarlo, pero el menor tenía los ojos algo entrecerrados y él no estaba seguro de que estuviera prestándole mucha atención, parecía sumido en un mundo privado al que difícilmente Zeus tendría acceso.

______________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Re: Extraviado   Mar Ene 19, 2010 5:18 pm

¿Era un sueño...? Era imposible, puesto que aún continuaba escuchando su propia música, o al menos era él escuchando su propia música... Cuando pudo divisar bien el borroso paisaje, estaba un hombre joven, de una apariencia extrañamente familiar; no era él, puesto que sí mismo yacía observándole.

Se vio así mismo avanzando hacía aquel sitio, cuando un niño pequeño pasó corriendo a su lado llamando a su padre a voz en grito, mientras que el majestuoso caballero de aura dorada venía detrás de aquel niño riendo; manteniéndole a su resguardo. Era un cuadro muy hermoso aquel que observaba, por que el crío insistente y caprichoso tomaba el instrumento ajeno, pasando apenas sus manecitas sobre las cuerdas sin ton ni son y cantaba una sarta de tonterías que sacaba grandes carcajadas a los presentes. Era una buena época...

Pero entonces, mientras recordaba que había huído del Olimpo para bajar al mundo de los hombres y vivir como uno, un segundo Yo de sí mismo corría una cortina y le invitaba a mirar. En ese cuadro mostraba su dicha con Euridíce, la risa de aquella mujer, sus caricias; su amor, y su muerte...

El dolor que se apoderó de su cuerpo, la rabia, la furia centrada le hicieron presa fácil de sus emociones, más no podía despertar, le costaba respirar y sentía que su cabeza explotaría junto con su corazón en cualquier momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Jue Ene 21, 2010 10:53 am

No podía ver en la mente de Orfeo ni compartir las imágenes que surcaban ahora su mente, pero parecía que se trataba de algo… sumamente contradictorio, en un comienzo el cuerpo del menor pareció relajado, como su estuviera durmiendo y las hadas de los bosques le hubieran concedido el dulce regalo de un plácido sueño de descanso, pero luego su cuerpo se tensó y su rostro se tiñó de aquel frío dolor que tantas veces había visto turbar su semblante. Se lo veía tan acongojado, exaltado, como en medio de una lucha interna debatiéndose porque esas imagines detuvieran su fluir…pudo imaginar de que se trataban sus visiones, pero no intentó entrar en su mente para confirmar sus sospechas, eso tal vez podría lastimar a Orfeo en esas condiciones.

Se acercó a su oído y le susurró unas palabras en latín antiguo mientras dejo dos de sus dedos sobre la frente de su nieto, y con apenas ese toque logró hacerlo salir del trance, deteniendo aquel tortuoso sueño que no hacía más que hacerlo revivir los momentos más felices de su existencia, enseñándole como lo había perdido todo.

Le acarició los cabellos con cariño, dejando que su cabeza descansara sobre sus piernas mientras esperaba que recobrara el conocimiento y se tranquilizara, no podía ser eso efecto del vino, apenas haba bebido la mitad de la copa y la bebida no tenía ningún ingrediente fuera de lo común. Tal vez aquella hermosa melodía lo había alterado más de la cuenta, junto con su presencia que ya de por si lo perturbaba…. –Orfeo... despierta –el pedido y la orden estaban unidos en aquella única palabra, esperó con ciertas ansias que el menor abriera los ojos, ya que se sentía también algo turbado por toda aquella situación, inesperada. Sacó un blanco pañuelo bordado de su bolsillo y lo utilizó para secarle los rastros de sudor de la frente, la lira había quedado abandonada a un lado y el bosque parecía sumido en un letárgico silencio.

______________________



Última edición por Zeus el Vie Ene 22, 2010 9:13 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Re: Extraviado   Jue Ene 21, 2010 9:53 pm

-Yo... conozco esa voz...-Era esa voz dulce, amable y gentil. Ya antes la había escuchado triste y áspera, cargada de furia o desprecio, pero cuando era amable; le recordaba a su pasado. Las caricias sobre sus cabellos apenas las sentía y sin embargo se encontraba calmado y confortado, sumido en ese extraño sueño cálido y tenue; como una cortina perfumada de vapor donde no podía ver nada. Recordaba aromas, sonidos, colores y formas aunque no tenía muy en claro que era aquello; sencillamente le llenaba de serenidad y no era una producida por su propia música.

La eterna tristeza, aferrada a su pecho había menguado aunque no desaparecido, más no había rastros de rabia o rencor; ni angustia ni desesperación y sin darse cuenta, sonrió en sueños; como ya había olvidado hacerlo despierto, durmiendo plácidamente en esa improvisada almohada que le resultaba tan cómoda. No quería despertar y verse sumido otra vez en la oscuridad donde los únicos destellos de luz eran la rabia cegadora que le impedía ver con claridad; quería quedarse dormido para siempre con ese sentimiento de tibieza en su interior...

... Cuando despertó, abrió los ojos un poco adormilado, no ubicando donde se encontraba; quizás por que estaba aún algo dormido para caer en la cuenta de sus acciones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Vie Ene 22, 2010 9:16 am

Se sintió profundamente aliviado cuando vio aquella sonrisa curvar sus labios, se lo veía ahora tan tranquilo que por un momento pensó en dejarlo así dormido, sin tiempo y espacio, sólo para ahorrarle el sufrimiento que suponía la vida misma, día tras día. Siempre había deseado la felicidad de su familia, y Orfeo lo quisiera o no formaba parte de ella y verlo en esos momentos feliz…sin rabia o rencor hacia el… era un sentimiento apaciguador que no quería que desapareciera cuando los ojos del menor se abrieran y todo volviera a la normalidad. Siguió con las caricias sobre su cabello, dudando realmente de que el otro se percatara de eso, pero no le importaba, ¿Cuántas oportunidades tendría de acariciar su sedosa melena? Normalmente apenas podía acercársele, o hablarle… un momento como aquel era un verdadero y precioso tesoro que guardaría en sus recuerdos, no importaba que pasara después.

El joven aún tenía la cabeza recostad sobre sus piernas, y se veía tan cómodo cómo cuando de niño se quedaba dormido con él mientras le contaba historias antiguas, algunas reales otras simplemente creadas por su mente para hacerle pasar el tiempo… Por un instante era como si los años no hubieran pasado, como si nunca lo hubiera perdido y aún fuera aquel pequeño inocente que desconocía la maldad y el sufrimiento. Lo vio abrir sus ojos muy despacio, evidentemente aún algo adormilado y le dedicó una sonrisa suave, tranquilizadora, para que no se levantara muy abruptamente pues deseaba tenerlo con él todo el tiempo que le fuera posible.

-¿Te sientes mejor? –le preguntó con su voz naturalmente armoniosa y cálida, sabiendo que a pesar del tono delicado que usó para dirigirse al menor, su timbre de voz simplemente rompería el hechizo, lo haría caer en la realidad y seguramente regresar las piezas a sus posiciones en el tablero. Aquello había sido un bonito sueño para ambos, una especie de alto en la tormenta que después seguiría sin tregua.

______________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Orfeo
Dios menor
avatar

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/01/2010
Edad : 30
Localización : En el Hades...

MensajeTema: Re: Extraviado   Vie Ene 22, 2010 4:20 pm

Observó fijamente sus ojos, repasando cada detalle de su rostro; como si fuera la primera vez que lo veía, y para ser sinceros, no recordaba en nada la cara del dios del Olimpo excepto en el abominable monstruo de sus pesadillas. Viéndolo fijamente, no tenía nada tan atemorizante, su mirada era amable y cálida, pero triste. No soportó mucho aquella mirada tan amorosa, volviendo su vista a otro lado; pero sin apartar con desagrado la mano que le acariciaba... de hecho no se movió ni se incorporó con enojo como había hecho.

-...-Si tan solo pudiera ignorar y olvidar que eso había ocurrido entonces cuando se encontrase a Hades, no tendría nada que narrarle y este no le haría saber el lado oscuro de aquel encuentro; convirtiendo un momento tan pacífico en una lucha encarnada entre el poder de los cielos y el inframundo.- Sí...

Se incorporó lentamente, dejando que sus largos cabellos plateados cayesen por sus hombros y rostro, cubriendo el suave rubor y la mirada triste que tenía. Quedo de rodillas delante de aquella persona, mirándolo fijamente, o mejor dicho; mirando su hombro; pero sin saber bien que decir. La verdad es que hacía tiempo que no comía y el vino solo le había abierto el apetito; para un Dios es sencillo permanecer un par de milenios sin probar alimento, pero el gusto en la boca era algo que quizás...

-Gracias.- Susurró bajamente incorporándose para marcharse, buscaría una manzana. Se levantó torpemente, bastante torpe tomando en cuenta que estaba un poco embriagado; pero aún capaz de mantenerse en pie, mientras que sus cabellos se resbalaban como finas hebras de plata sobre sus hombros ante aquella ligera inclinación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus
Admin
avatar

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Edad : 29
Localización : En alguna nube del olimpo~

MensajeTema: Re: Extraviado   Lun Ene 25, 2010 12:04 pm

No estuvo seguro de que era lo más correcto dejar que se marchara así, después de todo aún parecía un poco mareado por el vino, evidentemente no estaba acostumbrado a beber porque apenas media copa le había causado un devastador efecto. Se sorprendió cuando le agradeció, pero no respondió con las palabras amorosas que hubiera deseado brotar de sus labios, no deseaba que el final de de ese encuentro se llenara de más tristeza y nostalgia de la necesaria. Sabia que se volverían a ver, aunque aún ignoraba en que momento o circunstancia se encontrarían ambos en el siguiente encuentro. Lo siguió con la mirada y demoró un poco más en ponerse de pie y sacudirse distraídamente la ropa, Orfeo era un buen niño, no podía ser de otro modo siendo hijo de su querido Apolo, pero Hades lo había envenenado de tal modo que rara vez lograba ser el mismo que de pequeño correteaba por los pasillos del castillo en el monte olimpo.

-Nos volveremos a ver, estaré esperando por nuestro próximo encuentro-le dijo a modo de despedida, viéndolo marchar hasta perderlo de vista entre los árboles frondosos, estaría bien, era muy fuerte a pesar de lo que todos los demás pensaban, de no serlo no habría resistido todo lo que ocurrió y aún así seguiría en pie. Llegaría el momento en que regresara a ellos, y que todo fuera como debió ser siempre, pero faltaba mucho aún para ese momento, y por lo pronto Zeus se limitó a guardar aquel pequeño reencuentro como un tesoro en su memoria. Suspiró y emprendió también el camino de regreso, estaba ya anocheciendo y aún tenía unas cuantas cosas que hacer antes de irse a la cama.

[ESCENA TERMINADA]

______________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lovepoison.forosactivos.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Extraviado   

Volver arriba Ir abajo
 
Extraviado
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Expedicion en busca de oro en Michoacan

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Love Poison :: El olimpo :: Bosque-
Cambiar a: